http://pulsar.com.co/

Auteco ha acompañado a los colombianos desde 1941, convirtiéndose en la primera ensambladora de motos del país y del Grupo Andino, cuando la tradicional Lambretta pisó las calles de Medellín. Es además la única ensambladora multi-marca que busca por el mundo lo mejor de cada segmento de motos para ofrecerlo a sus clientes, es así como nacen nuestras líneas Kawasaki (1972), de Japón; Bajaj (1993), de la India; Kymco (2003), de Taiwán y KTM (2012) de Austria. Durante estos años de historia y exitosa experiencia en la innovación, tecnología, alto desempeño, potencia, calidad y respaldo, vemos cómo Auteco ha aportado al país modelos emblemáticos que satisfacen las necesidades de transporte, recreación, diversión y trabajo; generando desarrollo y mejorando la calidad de vida de sus usuarios.

Auteco le ofrece a sus clientes una efectiva solución de transporte: vehículos de excelente calidad, con el respaldo Auteco y con un excelente servicio, pues gracias al trabajo en equipo con socios aliados, se conformó la más grande Red de Distribución de Motocicletas con más de 310 puntos de venta, más de 380 Centros de Servicio Autorizado y más de 1.120 puntos de Venta de Repuestos, con presencia en más de 270 ciudades y municipios del país. La División de Repuestos Auteco es el importador más grande de repuestos de motocicletas en nuestro país, con más de 45.000 referencias originales y especiales, y con puntos de venta a escala nacional.

Auteco es más que una ensambladora de motos, es un estilo de vida, es una marca cercana a los motociclistas; es una marca que está siempre dispuesta a responder a las necesidades y expectativas de sus clientes, contribuyendo al progreso económico, al mejoramiento de la calidad de vida y al cuidado del medio ambiente.

Es por esto que los atributos tecnológicos, técnicos y de diseño de cada uno de nuestros modelos responde a un estilo propio; atributos que se traducen en múltiples beneficios para nuestros usuarios como: economía familiar, independencia en la movilidad, mejores posibilidades de trabajo y más tiempo para compartir en familia, porque en Auteco no ensamblamos motos, construimos máquinas para soñar.